Bienvenido, Visitante!!
Siguenos en... Facebook twitter youtube rss

Autor Tema: Entrevista Virginia García, jugadora del Sporting  (Leído 347 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado MariaMojarro

  • Regional Preferente
  • *
  • Mensajes: 1
  • larga vida a fororecre
    • Ver Perfil
Entrevista Virginia García, jugadora del Sporting
« en: 27 Mayo 2016, 15:54:08 »
Share Button

La humildad es ese valor que hace grande a las personas. En este caso, a una deportista como Virginia García (Virgy) no le falta humildad, garra y fuerza tanto dentro como fuera del terreno de juego. Pionera en hacer llegar el fútbol femenino a Guadalora (su pueblo), entrenadora de niñas más pequeñas y ganadora de la Copa de la Reina, Virginia es jugadora del Fundación Cajasol Sporting de Huelva, y lleva 20 de sus 27 años jugando al fútbol, ese deporte que en el registro masculino es muy conocido, pero que aún necesita consolidación en el terreno femenino. 


Entrevistamos en Huelva Deportiva a una cordobesa que lleva su profesión y el nombre de Huelva por bandera, hacemos un recorrido con ella desde su infancia hasta el momento en el que se encuentra ahora, y nos habla de la situación por la que está pasando el Sporting. 


Con vosotros, Virgy, una futbolista de diez, como el dorsal que lleva a sus espaldas. 


 


 


Virgy, contra el Barcelona

Virgy, contra el Barcelona


¿Cómo empiezas a interesarte por el fútbol, y en qué momento se convierte en algo profesional? 


Juego al fútbol desde pequeña. Cuando tenía cuatro o cinco años, mis amigas y yo estábamos hartas de que los niños en el colegio no nos dejasen jugar y pensamos en montar un equipo. Al principio nadie nos quería entrenar porque en un pueblo tan pequeño estaba mal visto, hasta que mi padre se ofreció a ser nuestro entrenador.


¿Puede decirse entonces que vosotras fuisteis las pioneras del fútbol femenino en Guadalora?


Claro, puede decirse que sí.  
Poco a poco empezamos a jugar la Liga Federal. Primero fue en Fútbol Sala porque éramos muy poquitas e incluso conseguimos que nos hicieran un campo. Al principio, quedábamos siempre últimas en la clasificación, y a los tres años de empezar ganamos la Liga.  
El equipo en sí duró cinco años porque cada una planteó su futuro de una manera, y yo comencé a jugar en equipos de otros pueblos de Córdoba (Categoría Provincial). Más tarde debuté en la Selección Andaluza, hasta que me llamaron equipos como el Mairena y posteriormente el Sevilla, donde debuté en Primera y en el que he estado cuatro años.


¿El papel de tus padres es muy importante para ti en tu carrera?


Sí, por supuesto. He tenido mucha suerte, ellos siempre me han apoyado desde pequeña. Mi padre de hecho fue quien nos entrenó, y mi madreaunque no entiende mucho de deportes, me ha llevado a todos los sitios en los que jugaba o practicaba deportes como queárate, tenis, natación y fútbol.


Estudias Ciencias del Deporte, y a nivel profesional, a parte del fútbol ¿quieres orientar tus estudios hacia otro ámbito?


No. La verdad es que quiero dedicarme al fútbol, acabo de terminar el Nivel 1 de entrenadora y me gustaría seguir hasta el Nivel 3 (que es el máximo). Si puedo, me gustaría ser preparadora física o entrenadora, pero sé que en este mundo es muy complicado, por eso también quiero realizar el Máster de Profesorado para dar clases.  


Es difícil vivir del fútbol femenino, pero más complicado es que una mujer quiera formar parte del fútbol masculino. He hecho las prácticas como preparadora física en el Recreativo de Huelva B, y aunque tanto Pavón como David Torrejón me han tratado muy bien, ser la primera mujer en el cuerpo técnico ha costado.  


Estar en Primera División Femenina da una importancia futbolística superior a cualquier otro de los niveles, ¿te tomas los partidos como un trabajo, o puramente vocacional?


Es puramente vocacional. Estoy federada desde los 8 años y ahora tengo 27, y puedo decirte que nunca he dejado de jugar al fútbol.  
El fútbol femenino no puede considerarse un trabajo. Es más bien un medio, ya que yo estudio en Huelva y gracias a lo que gano en el Sporting puedo cubrir algunos de mis gastos, pero si estudio Ciencias del Deporte es porque me gusta. Me gustan todos los deportes en general, pero el fútbol es mi pasión y creo que no me podría dedicar a otra cosa.
 


El fútbol femenino es un ámbito muy poco conocido y al que apenas se le dedican minutos en prensa o en televisión, incluso observamos que no suelen retransmitir partidos. ¿Piensas que deberían darle un reconocimiento mejor?  


Poco a poco veo que algunas empresas están empezando a involucrarse, como Huelva TV que retransmite nuestros partidos en diferido. Desde que yo estoy en el fútbol, he visto cómo se ha avanzado, pero son pasos muy cortos, no hay nada que lo consolide aún.  
No solo el fútbol femenino, sino todo el deporte femenino necesita ayuda por parte de las federaciones e instituciones.  
 
Es verdad que en el caso del Sporting, al conseguir la Copa de la Reina, Huelva se ha volcado más y el Ayuntamiento también. Este alcalde nos apoya mucho, y los medios también, aunque son cosas muy puntuales.
 


¿Te has encontrado con muchos problemas, o incluso casos machistas, al ser futbolista? 


Te encuentras de todo, casos positivos y casos negativos.  
Este año en Badajoz tuvimos un percance con el árbitro porque le hizo un comentario a una de mis compañeras, pero también recibimos insultos por parte de padres o de aficionados.  
 
Yo entreno al Infantil Cadete del Sporting y me encuentro con padres e incluso madres que hacen comentarios muy poco acertados, ya que jugamos contra niños y escuchamos cosas como: “¿Qué hace ganándote una niña?” por parte de mujeres.


No sé cómo pretendemos cambiar algo si no nos respetamos a nosotras mismas. Pero no todo es siempre malo, también me he encontrado con entrenadores que nos felicitan al ver a nuestras niñas jugar, aunque sean pocos casos.


Virgy también es entrenadora

Virgy también es entrenadora


Has jugado en las filas del Sevilla durante cuatro años, y llevas jugando otros cuatro años en el Sporting. ¿De qué manera has madurado, tanto personal como profesionalmente en todo ese tiempo? 


El fútbol a mí me ha formado como persona porque te da una disciplina, un respeto hacia tus compañeras, hacia tus rivales y hacia el cuerpo técnico, y te enseña unos valores que yo también intento inculcarle a mis niñas.  


En muchas ocasiones, algunos padres no quieren que sus hijas entrenen porque tienen que estudiar, y pienso que eso no está bien. Lo que yo intento es que se organicen, y que tengan tiempo tanto de estudiar como de entrenar y divertirse. Es muy importante que ellas sepan administrar su tarde.  


Y a mí el fútbol me ha enseñado eso, incluso me he tenido que quedar muchos fines de semana en casa sin salir de fiesta porque hay que tener cierta responsabilidad y disciplina.


¿Qué recuerdos positivos te llevas al haber jugado con el Sevilla? ¿Cómo te sientes en el Sporting, esperas quedarte un año más? 


De los años en Sevilla me llevo muchos recuerdos positivos. Allí fue donde debuté gracias a Pablo Dazas, el primer coordinador que tuvo el Sevilla Femenino cuando llegué. Pablo fue la persona que me llamó para decirme que me fuese al Femenino cuando yo no confiaba e incluso me preguntaba que por qué me llamaba a mí. Depositó en mi una confianza increíble, y desde el primer momento jugué todos los partidos. Que una chica con 19 años fuese titular en Primera División es algo que le agradeceré siempre.  
 
El Sporting me ha hecho más madura como futbolista, porque nuestro entrenador -Antonio Toledo- nos pide un estilo de juego muy concreto. Llevo cuatro años aquí, tengo muchas amigas aquí y la ciudad es muy cercana. Estar aquí me ha ayudado mucho en mi carrera, pero por el momento desconozco mi futuro porque termino mi carrera y quiero buscar también un trabajo, aunque no me gustaría dejar el fútbol.


A falta de tres partidos para terminar la temporada, os encontráis en el puesto número 8 con 40 puntos ¿qué balance haces de un año como este?  


El balance es muy positivo. Estamos a un punto de nuestro récord y de entrar en Copa. A pesar de lo dura que ha sido la temporada porque el club es humilde y nos faltan jugadoras, hemos sabido afrontar todas las dificultades y a falta de tres partidos estamos virtualmente clasificadas para la Copa.


A tan sólo un punto de clasificaros para la Copa de la Reina por tercera vez consecutiva, de las que sois vigentes campeonas ¿os veis con posibilidades de ganarla? 


Opciones siempre hay. Gracias a la Copa de la Reina nos hemos hecho un hueco entre los ocho mejores de España y ya nos tienen un respeto. Esto es sorteo puro. Yo evitaría a equipos fuertes como el Bilbao y el Barcelona, pero estamos ilusionadas y con ganas de llegar a lo máximo.


La Copa de la Reina se va a celebrar en Las Rozas porque la Federación no ha encontrado otro sitio. ¿Qué opinas de ello?


Parece que no interesa. No hay ninguna Sede que apueste por este evento, y desde mi punto de vista considero que no está bien que todo se haga en Las Rozas, ya que hay un equipo que es de allí (el Atlético de Madrid). Podría sortearse o hacerse de otra forma, pero si no hay instalaciones la Federación pone su sede, que es Las Rozas.  


¿Qué siente una profesional como tú al levantar la Copa de la Reina, entre otros títulos?


Aunque yo no tuviese la oportunidad de levantarla, fue un sueño. La Copa de la Reina es la competición más bonita porque los equipos más pequeños se igualan con los grandes, y nosotras, siendo de los pequeños, tuvimos la suerte de ganarla. Para mí es el título más importante de mi carrera y no sé si volveré a repetirlo, pero afortunadamente puedo decir que soy Campeona de la Copa de la Reina después de tanto esfuerzo y tantos años jugando al fútbol.


Ganadora de la Copa de la Reina

Ganadora de la Copa de la Reina


Mucho se habla de la situación económica del Recreativo de Huelva, pero, ¿es cierto que el Sporting está pasando dificultades? ¿Hasta qué punto?  


Sí, no terminamos de cuajar ni de tener una solvencia económica que nos permita mejorar la plantilla o las instalaciones. No tenemos fisio, ni nutricionista, y en muchas ocasiones tiene que venir el del Recreativo porque no podemos permitirnos pagar un médico a diario. 
 
Tenemos equipaciones y medios, pero son pocos porque también nos faltan patrocinadores y en consecuencia la plantilla que tenemos es muy reducida. Tanto mi Presidenta como nosotras pensábamos que tras ganar la Copa íbamos a tener un apoyo mayor, y aunque es cierto que el Alcalde nos ayuda e incluso acude a los partidos, nos falta apoyo económico para arrancar y ser más fuertes.  


Los partidos los hacemos en autobús y a final de temporada el cansancio se nota, claro. Incluso el año pasado estuvimos a punto de no jugar la Copa, nos inscribimos los dos últimos días porque no teníamos los recursos necesarios.  
 
A diferencia del Recreativo, no tenemos problemas con la directiva y cobramos todos los meses, pero necesitamos ayuda económica con respecto al club, puesto que nos favorecería en el propio equipo, en médicos, en los viajes, en los sueldos, etcétera. Nos repercute en todo. 
 


El apoyo de la afición es siempre importante, ¿qué mensaje mandarías a Huelva y sus alrededores para que os apoyasen?


El fútbol femenino engancha, tenemos una manera de jugar especial y emocionante. La gente cuando nos ve cambia su percepción sobre nuestro deporte, y si vinieran a vernos o nos apoyaran se darían cuenta de que las mujeres también sabemos jugar al fútbol. Ni el hombre juega mejor, ni la mujer juega mejor; simplemente somos diferentes, cada uno tiene su estilo, pero es el deporte rey de España.  

Animo a que vengan, porque seguramente disfrutarán con nosotras, que no sólo somos campeonas de la Copa de la Reina, sino que también llevamos diez años en Primera División, y no es cualquier cosa.  

 

Nosotras decimos que somos el Leicester pero en femenino, porque nadie apostaba por nuestro equipo, al igual que les pasaba a ellos, que eran un club humilde que tenía como objetivo, al igual que nosotros, la permanencia. Nuestra lucha es siempre la permanencia, y cuando la alcanzamos, intentamos luchar por la copa, por eso nos identificamos tanto con el Leicester.  

 

Deberíamos valorar más al Sporting, que muchos años ha pasado por dificultades e incluso se ha visto casi sin poderse inscribir.  

Huelva es una ciudad con muchos deportistas como Emilio o Carolina Marín, y eso es un tesoro que debería impulsarse, porque por ejemplo, nosotras entrenamos con césped artificial, pero cuando jugamos en la provincia lo hacemos en campos de albero, y eso tiene cierta repercusión a la hora de competir. Necesitamos los medios adecuados, una base y ayudas a los niños. 


Por último, ¿qué mensaje mandas a esas niñas que quieren dedicarse al fútbol femenino o sienten curiosidad por él? 

 

Nosotras tenemos una cantera que va desde los benjamines hasta el B, y luego está mi equipo; y yo tengo la suerte de poder entrenar a uno de sus niveles. Lo que tiene este club no lo tienen muchos, es digno de apreciar porque toda niña que quiera probar, puede hacerlo sin problema, las puertas están abiertas y cuantas más sean, mejor.  

Yo no soy canterana, pero intento que las niñas aprendan lo mejor posible, transmitirles mis valores, que aprecien lo que es el fútbol y lo que tiene el Sporting, el sentimiento por el club.  

 

El año pasado empezamos siendo 18, y este año me he encontrado con 40 niñas que querían estar en mi equipo, o sea que de alguna manera el fútbol femenino va creciendo, incluso hemos formado un Benjamín y tenemos un Infantil Cadete A y B, competimos contra niños…  

 

Hay muchos obstáculos, pero si el fútbol femenino te gusta hay que seguir y luchar por eso. Como siempre digo, si no vas a por lo que quieres, ¿qué aliciente tienes en la vida?  


Por eso, a todas las niñas que lo deseen, que sepan que las puertas del Sporting están abiertas.